martes, 26 de julio de 2016

Reseñas: Nomateo Trió- Bailarín

El año pasado Nomateo, el artista tras muchas de las obras y proyectos del Taller de Remedios (un reducto artístico clave del conurbano) lanzo su primer disco, una obra en tres partes donde convergían sus tres pasiones: la música, el vídeo, y la obra plástica; el resultado fue un trabajo intenso y muy bien construido desde cada ángulo. "Disco 1" era también en cierta medida un disco del pasado, una recopilación de canciones solistas que venían dando vueltas hacia un tiempo.Ya de hecho para su lanzamiento el inquieto Mateo Baggio preparaba un nuevo trabajo ahora como trío, con el cual se presentó en el Festival Anti-ego del 2015.



Bailarín, que puede ser tomado como un alter-ego del mismo artista  tanto como un chiste interno,  explora la cara mas eléctrica y espontánea  de Nomateo, por una parte algo que me recordó mucho este disco fue a Spinetta y mas que nada una época de Invisible, de la que creo estos tres personajes son admiradores. Pero mas que  nada esta el  hecho de jugar con las bases de un formato tipo rock bajo, guitarra, batería  para crear canciones mas bien  des-estructuradas que logran por momentos caerse a pedazos para retornar  triunfantes.

Nomateo formato trio
Facundo Biaggioni (bajo eléctrico) e  Ismael Oclander (batería) quienes completan la formacion que en gran parte grabado este disco,  se vuelven parte clave del sonido,en ningún momento se siente que sean músicos invitados, si bien estas son las canciones de Nomateo en cada una agregan su impronta y locura, es por eso que el disco se titula Nomateo Trió. Después de una intro /ambientación con un tema radial, comienza Ana donde tienen de invitado a Lucas de la banda Persona aportando una guitarra increíble al final, es tal vez prontamente mi tema favorito del disco y una buena muestra de la técnica del proyecto, si bien hay un sentimiento y una referencia a los cánones de la canción esta lógica esta lista para derrumbarse de un acorde a otro y volver a armarse del mismo modo.



En Diluyente la banda explora un poco la improvisación con diferentes segmentos instrumentales, ese mismo sonido continua en El Cachazudo, hay quiebres, cambios de ritmo y un desorden progresivo casi de borrachera. El Cepillo De Lustrar, es uno de los temas clave en repertorio de  Nomateo en vivo (de hecho hay un par de versiones en directo muy interesantes del mismo )  aquí con la colaboración vocal de Polly Rovel la canción gana un aire mucho mas potente y directo. Lopez cierra en parte del disco con su sonido rampante y su ambiente a barrio. Bailarín es sin dudas un trabajo interesante, creo que captura en algún modo  un estado de transición del sonido solista al formato trio, si bien del todo este proceso creo no esta completo y a futuro sería interesante escuchar un disco tal vez mas largo explorando las ideas comenzadas ya aquí.



* Bailarin ya esta disponible a través de Sello Cabello y una versión hecha en cinta se puede escuchar en soundcloud

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada