jueves, 19 de enero de 2017

Referencias: Memoria y Puntos de Partida escucha las primeras grabaciones de Culmine.

La historia suele ser uno de los punto clave de partida para cualquier análisis, sin embargo la manera en que la percibimos hoy en día esta totalmente trastornada por nuestro entorno. Redes Sociales y medios de comunicación son a la vez ayudas y enemigos en el juego bajo el cual se construye nuestra memoria. De a poco gran parte de esta memoria se integra totalmente a lo virtual, este es un fenómeno que cada vez se hace mas latente (especialmente durante los últimos 7 años) desligando mas fuertemente el pasado de la realidad. Lo que paso, deja menos rastro en el mundo y el recuerdo dura muy poco,  es casi como una moneda devaluada en un país sin nombre.


Por eso es bueno y necesario muchas veces remontarse a otro pasado, ese que se construyo aún entre los cambios que definieron nuestra realidad actual. En esto la banda Argentina, Culmine es experta, su lenguaje expresado a través de sus letras y comunicados nos revela que vienen de otro momento o que al menos se niegan a cambiar ciertos modos de expresión. Su música obviamente refleja esto, el terror por la historia, el dolor por el pasado que cada vez parece irse mas rápido. Aunque han lanzados dos discos/intervenciones ( Intervención#1 - 2014 e Intervención#2- 2016) la historia de esta banda originaria de la ciudad a la que ellos en un intento de reparar su historia y fundación se refieren  como Fiske Menuco, se extiende durante una década.


En noviembre del año pasado lanzaron un disco que explora justamente esos primeros años en los cuales se fueron formando tanto como banda como intelectualmente, años que denotan la formación y el aprendizaje desde la ignorancia pero fortalecidos por las ganas de buscar un medio y manera de expresión que hoy en día se hace mas fuerte que nunca. Aunque a veces parezca inútil remontase al pasado y aunque vivamos en un mundo cada vez mas casado con la inmediatez, el pasado guarda aun muchas respuestas y tal vez menos preguntas que el presente.   Jardín Subterráneo (1999 - 2001) esta compuesto por dos partes, la primera es una grabación de un ensayo en formato acústico y la segunda la primera intervención de Culmine en vivo, creo que mas que buscar decir algo sobre este disco, prefiero rescatar el comunicado que la misma banda hace para este lanzamiento:



Culmine:

El siglo XX entraba en el irreversible lecho de muerte y lo último que quedaba de Yugoslavia se desangraba entre limpiezas étnicas y bombardeos de los Estados Unidos y sus aliados de la OTAN,la esperanza progre Argentina pretendía con un conservador añejo y perdido humanizar el capitalismo mientras crecían los piquetes, represiones y la desesperanza. Entre tanto el despertar vivido en la selva chiapaneca en 1994 llegaba al imperio y en Seattle la cumbre de la OMC se estremecía con la convergencia de miles de seres que cuestionaban y aun mas, rechazaban el nuevo viejo orden capitalista por las buenas y por las malas.
Observando en retrospectiva el final de la década del noventa fue nuestro 1977, haciendo un parangón con la Inglaterra que estallaría en el movimiento punk. Para nosotros eran días de extrañas sensaciones, creíamos en la necesidad urgente del cambio social pero a su vez la realidad nos mostraba lo lejos que estábamos. "
Nuestro tiempo transcurría entre el trabajo de base territorial donde nos fuimos encontrando quienes hoy seguimos unidos por los mismos odios y amores y la contracultura, haciendo de esta confluencia nuestro campo de batalla. "
"Encontramos en los fanzines nuestro desahogo tipeado en máquina de escribir, reproducido en fotocopias de una calidad que a veces implicaba un esfuerzo sobrehumano de quien quisiera leerlo y en la agitación callejera a veces desde la concepción nihilista de la provocación por la provocación misma el combustible lo suficientemente inflamable para la rebelión que alimentábamos con las dosis de lecturas necesarias como los clásicos del anarquismo, Severino Di Giovanni, América Scarfo,Ulrike Meinhof,las Rote Zora,las células revolucionarias y demás pensamientos subversivos y libertarios plasmados en páginas de libros y gacetillas.
Los poemas de Alejandra Pizarnik y Raul González Tuñón también eran la influencia dentro del todo que deparaba lo que vendría.
La música y los sonidos que formaban parte de nuestra cotidianidad emergían de las antípodas expresivas de lo que la cultura oficial le llamaba (y le llama) industria del entretenimiento; y no había que buscar sutilezas ni complacencias. Entre tanto Punk,HC y Thrash Metal que eran los géneros predominantes, aparecían hermanos bastardos algunos y otros lejanos e incomprendidos pero muy liberadores,Industrial,Post Punk,Shoegaze,No Wave y todo eso envuelto en distorsiones que le daban lugar a un concepto totalmente rupturista y desafiante llamado NOISE. Hay que comprender el momento y nuestro lugar, vivíamos y vivimos en una ciudad que se llama oficialmente General Roca.
La latencia del NOISE estaba siempre porque desde lo personal para quien escribe fue amor a primera oída y aunque el pensar en instrumentos propios fuera un imposible los primeros intentos aparecieron dentro del contexto de un puñado de compañeros/as y camaradas que compartíamos las mismas utopías aunque no las afinidades musicales.
Si en 1999 apenas eran unos esbozos de lo que podría llegar a ser un engendro ruidoso inspirado en la No Wave y bandas inclasificables que acompañaban fanzines, en 2001 después de un viaje y el presagio de que todo podía estallar en mil pedazos tarde o temprano decidimos junto a Karina Palacios y Juanjo Fernández concretarlo como una aventura de destino incierto aunque seguros de que no podíamos esperar mas.
De eso quedo algo grabado que hoy esta acá, también fantasías de desesperadas acciones que creíamos revolucionarias a punta de revolver que hubieran terminado con pena y sin gloria de no haber sido por las presencias y palabras en el momento justo, el comprender esa frustración implico canalizarlo en lo que se llama Cúlmine.
Formaron parte de Cúlmine en esa etapa:
Juanjos Fernandez – Voz
Karina Palacios – Bajo
Aureliano Noisis – Guitarra
La edición de este material está compuesta por el Lado A perteneciente a un ensayo de formato acústico y el Lado B que corresponde a la primera intervención en formato eléctrico gracias al aporte de la guitarra y el pedal de Martín Apestosos, en ese tiempo junto con Pedro Etchegaray parte de "Bancate este defecto" el 26 de Mayo de 2001.
También intervinieron Sergio Leiva en Bajo, Adrián Rep y Jorge Contreras en batería. En una de las intervenciones también fue parte Carlos Campos.
En la grabación de la cintas colaboraron y preservaron Viviana Diaz,Nayla Luz, Mariano Huentu y Pablo Ríos.
Compartimos intervención con Bancate este defecto / Altibajo/Descontrol/Kum Kum/ Varrihal/Sentimiento Muerto
Fotografía: América Scarfó & Ilvo Di Giovanni
Fiske Menuco - Río Negro - Patagonia

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada